Este es el espantoso origen del pasado día de San Valentín, que hace que muchos no lo vean como un día especial

Para muchísimas parejas no solo de Estados Unidos, sino del resto del país del mundo, el día de San Valentín es algo especial, porque supuestamente es la fecha marcada para reivindicar el amor que sienten y lo felices que están juntos. Se suele planear algo especial para este marcado día: cenas románticas, escapadas de invierno a lugares especiales, noches subidas de tono… y un sin fin de tareas que hacen que una gran cantidad de tiendas hagan caja. ¿Por qué? Bueno, es normal que cada miembro de la pareja le regale algo especial a su otra mitad. Sin embargo, ¿de dónde procede la idea que tenemos de este día? ¿Tienen sus orígenes algo que ver con el amor y el romance? Bueno, no se pierda el siguiente artículo.

Cada 14 de febrero, a través de los Estados Unidos y otros lugares alrededor del mundo, dulces, flores y regalos se intercambian entre los amados, todos en nombre de San Valentín. Pero, ¿quién es este misterioso santo, y de dónde proceden estas tradiciones? Descubra la historia de estas fiestas centenarias, desde los antiguos rituales romanos hasta las costumbres de la Inglaterra victoriana. Quizás cuando esté bien informado de lo que realmente es este día, empezará a tomarlo como un día menos romántico de lo que está acostumbrado. ¿Quién sabe?

La leyenda de San Valentín.

La historia del Día de San Valentín, así como su patrón, está envuelta en un gran misterio. Sabemos que febrero ha sido celebrado como un mes para el romance, y que el Día de San Valentín, como lo conocemos hoy, contiene vestigios tanto de la tradición cristiana como de la antigua tradición romana. Pero, ¿quién era San Valentín, y cómo se asoció con este antiguo rito? Como dato curioso: ¿Sabía que el Día de San Valentín es el segundo día del año en el que más tarjetas se intercambian, justo después de Nochebuena? Continuemos.

La Iglesia Católica reconoce al menos a tres santos diferentes llamados San Valentín o Valentino, todos los cuales fueron martirizados. Una leyenda sostiene que Valentine fue un sacerdote que sirvió durante el siglo tercero en Roma. Cuando el emperador Claudio II decidió que los hombres solteros eran mejores soldados que los que tenían esposas y familias, proscribió el matrimonio para los jóvenes. Valentine, al darse cuenta de la injusticia del decreto, desafió a Claudio y continuó realizando matrimonios para jóvenes amantes en secreto. Cuando se descubrieron sus acciones, Claudio ordenó su muerte. No se pierda lo que pasó después.

Valentine también se enamoró.

Otras historias sugieren que Valentine pudo haber sido asesinado por intentar ayudar a los cristianos a escapar de las duras prisiones romanas, donde a menudo fueron golpeados y torturados. Según una leyenda, Valentine también se enamoró de una muchacha ciega joven cuando estuvo en la cárcel, posiblemente la hija de su carcelero, la cual lo visitaba durante su confinamiento. Valentine quiso hacer cambiar de opinión al teniente de su celda, pero este solo se burló del cristianismo, e incluso dijo que, si su Dios era tan fuerte, que curara la visión de su hija. Las visitas de la mujer a la cárcel de Valentine fueron fructíferas, ya que supuestamente, rezaban juntos y esto hizo que la chica recuperara la vista al cabo de unas semanas.

Por ende, ambos quedaron completamente enamorados, aunque no había nada que se pudiera hacer, ya que la sentencia de Valentine estaba escrita, y su muerte no sería para nada agradable. Antes de su muerte, se cree que le envió una carta firmada “Tu Valentine”, una expresión que aún está en uso, diciéndole también que no se preocupara, que él estaría con Dios. Los romanos lo golpearon hasta romperle los huesos, seguido de un apedreamiento, y cuando vieron que ya no podía más, lo decapitaron, todo esto con la chica presente. Sin embargo, y aunque la leyenda es oscura, se destaca como una figura simpática, heroica y romántica. Por la Edad Media, tal vez gracias a esta reputación, Valentina se convertiría en uno de los santos más populares en Inglaterra y Francia. Lo que hoy vemos como un día romántico y lleno de amor, estuvo todo lleno de desgracia en sus orígenes…

Una cucharada de esta harina y nadie jamás volverá a mirar por tus ventanas desde afuera

Origen de San Valentín: Un festival pagano de febrero.

Mientras algunos creen que el Día de San Valentín se celebra a mediados de febrero para conmemorar el aniversario de la muerte o el entierro de su figura, la cual probablemente ocurrió alrededor del 270 d.C, otros afirman que la iglesia cristiana pudo haber decidido colocar el día de San Valentín en medio de febrero en un esfuerzo por “cristianizar” la celebración pagana de Lupercalia. Celebrada el 15 de febrero, Lupercalia fue un festival de fertilidad dedicado a Fauno, el dios romano de la agricultura, así como los fundadores romanos Rómulo y Remo.

Para comenzar la fiesta, los miembros de la Luperci, una orden de los sacerdotes romanos, se reunirían en una cueva sagrada, donde los fundadores de Roma, Rómulo y Remo, aún siendo bebés, se cree que fueron amamantados por una loba. Los sacerdotes sacrificaban una cabra, para la fertilidad, y un perro, para la purificación. Entonces extraían la piel de la cabra, la sumergían en sangre y salían a las calles para golpear suavemente a las mujeres y a los campos de cultivo con dicha piel. Las mujeres recibían eso con gusto porque se creía que las haría más fértiles el próximo año. Después, según se dice, todas las mujeres jóvenes ponían sus nombres en una urna grande. Los solteros de la ciudad elegían un nombre y se emparejarían ese año con la mujer elegida, terminando a menudo con el matrimonio.

San Valentín: Un día para el romance.

Lupercalia sobrevivió a la subida inicial del cristianismo y fue proscrita y considerada “no cristiana” a finales del siglo V, cuando el Papa Gelasio declaró el 14 de febrero el Día de San Valentín. No fue hasta mucho más tarde, sin embargo, que el día se asoció definitivamente con el amor. Durante la Edad Media, se creía comúnmente en Francia e Inglaterra que ese día comenzaba el apareamiento de las aves, lo que añadió la idea de que el Día de San Valentín debe ser un día para el romance.

Los saludos mediante tarjetas para el día de San Valentín fueron populares en la Edad Media, aunque las cartas escritas de San Valentín no aparecieron hasta después del 1400. Hay un poema escrito en 1415 por Charles, duque de Orleans, dirigido a su esposa mientras él estaba encarcelado en la torre de Londres tras la batalla de Agincourt, que es uno de los primeros escritos de la historia. Años más tarde, el rey Enrique V contrató a John Lydgate para que le redactara una carta de San Valentín a Catalina de Valois.

Ver más:Las desgarradoras palabras encima del ataúd de su esposa dejo en seco a todos en el velatorio

Ahora, además de EEUU, el día de San Valentín como lo conocemos hoy en día se celebra en Canadá, México, España, Reino Unido, Francia, Australia y más países. ¿Qué le parece el triste origen de este día? ¡Comparta este artículo con todo el mundo y no dude en dejar un Me Gusta en nuestra página de Facebook!

NO TE VAYAS SIN SEGUIRNOS, PRESIONA “ME GUSTA”

Niña perdió la vida trágicamente por culpa de estas cunas, ahora su madre advierte cual es…